Con un fuerte acompañamiento del Gobierno Provincial, la actividad pasó de tener 10 bodegas y elaboradores artesanales en 2019 a un total de 24 en 2023. Además, durante los últimos cuatro años, se elaboró el Primer Programa Provincial de Certificación Orgánica de Viñedos y tres localidades fueron distinguidas como zonas vitivinícolas con Indicación Geográfica.

En el marco de un plan estratégico de desarrollo, el Gobierno del Chubut, a través del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio, impulsó en los últimos cuatro años una fuerte política destinada a potenciar la producción vitivinícola en los distintos establecimientos de la provincia, con una amplia participación en ferias nacionales y misiones internacionales, y su incorporación a la mesa de decisiones a nivel nacional.

De esta manera, y de acuerdo al Informe de Gestión presentado este jueves por el ministro Leandro Cavaco, Chubut comenzó a ser considerada como “una provincia vitivinícola”, logrando correr la frontera de producción de vinos y alcanzando tres reconocimientos como zonas con Identificación Geográfica (IG).

El acompañamiento estatal al sector durante la actual gestión contempló además capacitaciones interdisciplinarias, asistencia técnica de especialistas en el rubro para la producción de plantas y el desarrollo del Primer Programa Provincial de Certificación Orgánica de Viñedos.

Es así que desde 2019 a 2023, Chubut pasó de tener 100 hectáreas de vides a más de 138; 10 bodegas y elaboradores artesanales a 24; y un solo destino de exportación a un total de 20. Con 16 localidades productoras en la actualidad, la provincia producía 300 mil litros de vino hace cuatro años y hoy está en el orden de los 500.000.

Identificación Geográfica

En 2019, no había zona vitivinícola en Chubut reconocida con Indicación Geográfica (IG); es decir, productos que poseen cualidades derivadas de su lugar de producción y están sometidos a factores geográficos específicos, como el clima y el terreno, que resaltan su calidad y tienen mucho impacto en el mercado nacional e internacional.

En la actualidad, ya son tres las localidades que lograron dicha distinción otorgada por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). La ciudad cordillerana de Trevelin fue reconocida en agosto de 2020; en mayo de este año fue el turno de Sarmiento y en septiembre último el INV distinguió a El Hoyo.

Las Indicaciones Geográficas buscan obtener un reconocimiento, protección y control del origen de los vinos. La IG sólo se justifica cuando determinada calidad y las características del producto son atribuibles fundamentalmente a su origen geográfico. Son zonas que por hacer vinos diferentes pueden aspirar a tener registrada su marca como una zona en el mundo.

Primer Programa de Certificación Orgánica de Viñedos.

Como parte de las acciones dirigidas a posicionar la vitivinicultura de la Provincia con productos sustentables y valorados en distintos mercados, el Gobierno del Chubut también elaboró un proyecto de sensibilización e implementación de protocolos de certificación orgánica en cultivo de vid.

La implementación del protocolo fue instruida expresamente por el gobernador Mariano Arcioni a partir de un pedido de productores de Gualjaina.

Esta herramienta está orientada a productores vitivinícolas de Chubut interesados en certificar normas de producción orgánica. A tal fin, el Ministerio impulsó actividades virtuales y presenciales en la Comarca Andina, en el Valle Inferior del Río Chubut (VIRCh) y en la Zona Sur provincial.

Asistencia, registro y capacitación

En tanto, con el objeto de continuar con las acciones de promoción y fortalecimiento de la actividad, se lleva adelante la actualización anual del Registro de Productores con 26 nuevos elaboradores en Sarmiento, Comodoro Rivadavia, Los Altares y Trevelin.

Además, fueron incorporados nuevos profesionales que desarrollaron asistencia técnica para la producción de plantas y asesoramiento general.

En vinculación con el Consejo Federal de Inversiones (CFI), se llevó a cabo el Programa de Fortalecimiento de la Sostenibilidad del Sector Vitivinícola Argentino y el Programa Federal de Promoción Vitivinícola, con eje en el estudio de caracterización de regiones (para marzo se prevé el primer informe en Chubut) y en el fortalecimiento de la sostenibilidad de la cadena. También se desarrolló el Programa de Formación Universitaria en Enología con la participación de ocho profesionales de la provincia.