Thiago Ferreira tiene 30 años y viene desde Brasil, su destino es el Calafate porque allí se encuentra su madre y el resto de su familia.

Thiago explicó su situación: «A mi me robaron todo cuando vine de Brasil en Retiro-Buenos Aires, mi teléfono, mi ropa, mi plata.
El intendente de Bahía Blanca me ayudó, me dio plata para que siga y me alcanzó para llegar hasta acá. Hace 3 días que estoy acá en la calle y hace mucho frío».
«Mi familia -su mamá y sus hermanas- vive en Calafate hace 8 años. Yo no tengo el contacto de mi mamá porque lo tenía en el celular que me robaron. En 2012 fue la última vez que la vi».
El joven de 30 años indicó: «El problema es que hago dedo en la ruta o en la estación y no te levanta nadie porque las personas no te conocen».
«Ahora quiero encontrar mi familia, tengo permiso por 3 meses para estar en Argentina. Y ya pasó un mes y medio. No recibí ninguna ayuda en Comodoro».
Desesperadamente aclaró: «Yo lo que necesito es llegar a Calafate, aunque sea a Río Gallegos o Rio Turbio que es la ciudad más cercana. Tengo 30 años, en Brasil cantaba, soy carpintero, pintor, mecánico. Quiero cambiar mi vida en Calafate, hacer mis papeles y buscar trabajo ahí».