El involucrado es un diseñador industrial de iniciales E.C., quien ahora perderá concesiones legales, regímenes especiales, privilegios y prerrogativas. Fue inhabilitado por 6 meses para el ejercicio del comercio, además de inhabilitación absoluta para ser funcionario público por 6 años.

El condenado deberá abstenerse de abusar del alcohol o estupefacientes; no podrá usar ni tener armas ni cometer nuevos delitos ni infracciones, y deberá mantener actividad laboral lícita. El fallo es del juez Mario Reynaldi.

El episodio imputado ocurrió la mañana del 26 de noviembre de 2020 en el aeropuerto comodorense, donde se recibió una encomienda procedente de España. Un control de la Oficina de Encomiendas Postales Internacionales del Correo Argentino SA advirtió un libro que contenía ocultas en su tapa 144 semillas de marihuana.

El destinatario era C. El falso contenido declarado para intentar eludir el control aduanero era “Coleccionables, juegos y juguetes”. La remitente era María Elvira Ferraz Rodríguez, de Tenerife.

A favor del condenado jugó que no tiene antecedentes penales. Trabaja en una empresa familiar y percibe $ 1 millón por mes.

Ante el juez reconoció el episodio y aceptó la pena. Explicó que había diseñado armarios para el autocultivo discreto de particulares, y los compradores le consultaban por semillas. Para eso había hecho la compra.

Fuente: Jornada